lunes, 14 de abril de 2014

7. BAR RABASON, Benasque. Huesca



calle Mayor, 27  abierto de 18 a 23 h aprox.

Dicen los comentaristas de la web de tripadvisor que si no has estado en este bar es como si no hubieras estado en Benasque..., ja ja ja. Pues mira, se ve que nosotros hemos estado. Hombre, más que estar, nosotros fuimos a Benasque para subir al Mulleres al día siguiente, pero la tarde anterior a nuestra aventura paseamos por el pueblo, y desde luego, por su calle Mayor; y al pasar por delante de una puerta donde no decía nada, pero parecía haber un bar extraño al fondo, nos metimos. Es decir, que no fuimos buscándolo ni nada parecido, sino que lo encontramos por casualidad, que es como hacer todo un descubrimiento (aunque sólo sea para uno mismo y todo el mundo ya lo conozca).

Tomamos una cerveza y unos cacahuetes, nada del otro jueves, vaya, así que lo extraordinario de este bar está en su decoración, una especie de abigarramiento de objetos más o menos populares y kitsch en los recovecos de la planta baja de una vieja casa de piedra de mampostería. Sea por el dueño (camarero), por los parroquianos, por la rústica decoración, o por todo junto, el caso es que te sientes muy a gusto en un sitio así y sales muy contento. La conversación del dueño con los otros clientes giraba, obviamente, sobre la tremenda riada que unos días antes se había llevado medio valle abajo. A cuatro pasos del bar, por la parte de atrás, se veían enormes cicatrices de los destrozos causados por el agua.

Me ha costado localizarlo con google earth street view porque cuando pasó el coche por allí tenían cerrado el bar, pues como es norma, sólo lo abren unas horas por la tarde. Pero aquí está, en el 27, justo al lado de la peluquería Ramón:




jueves, 10 de abril de 2014

6. CERVECERIA SALZBURGO. Biescas. Huesca



calle Esperanza 4, junto al Ayuntamiento

Las vacaciones de agosto del 2013 en el Valle de Tena tuvieron muchas excursiones por los alrededores pero un sólo bar en Biescas, o mejor dicho, una sola terraza en la que siempre acabábamos sentados para disfrutar del panorama del pueblo:  la de la cervecería Salzburgo.

No me pregunten cómo es por dentro ni qué dan de bueno. Nosotros empezamos pidiendo cervezas y patatas bravas, pero a medida que avanzaba la semana saludable nos dimos al Perrier con limón.

Era un delicia ver pasar a los lugareños, a los veraneantes, a los despistados, a los guaperas, a los feriantes que llegaban para las fiestas, a los perros, al autobús de línea que se metía debajo de la fachada del mismísimo Ayuntamiento, a los viejos que se sentaban en los horribles bancos de la plaza o a los que subían a la terraza ese edificio con arcos de enfrente que nos tenía siempre intrigados (¿para qué lo harían así?).


Más de un edil ya habrá pensado en peatonalizar la plaza, ahhhhh. y desviar el tráfico por no sé donde. Bonita no es, pero la matarían. Porque su encanto está en su propio carácter destartalado y de pueblo. Y ya digo, el mejor punto de observación con una cerveza (o Perrier con limón) delante, la terraza de la Cafetería Salzsburgo. Definitivamente, nuestro bar en Biescas.


sábado, 5 de abril de 2014

5. CASA PACO. Rodezno. La Rioja



calle San Cristóbal 22, Rodezno, La Rioja. tfno: 941338009  web

Estábamos el sábado pasado (28 de marzo del 2014) visitando casas solariegas, habíamos visto Gimileo y Ollauri y terminábamos ya con las de Rodezno cuando era casi la hora de comer, así que nos preguntamos si aún existiría aquel divertido restaurante al que solíamos ir en los veranos de Anguciana de hace... ¡veintinueve años! (aún recuerdo una foto en que fuimos a comer allí con Rosalía embarazada de Elena). No recordábamos donde estaba ni como se llamaba pero pasamos por delante de este Casa Paco y nos pareció que estaba bien. Quizás fuera ese, o hubiera cambiado de nombre, o qué se yo. Por si acaso, Rosalía miró alguna opinión en el Tripadvisor antes de entrar, y le daban muy buena nota. Eran todavía las dos y ya estaba casi lleno (!!). Nos atendió una simpática chica rumana que llevaba magníficamente las mesas con un tipo autóctono igual de servicial y atento (¿el propio Paco? No se lo preguntamos). Nos ofrecieron los entremeses de la casa antes de abordar el plato principal y entonces recordamos que también esa era la costumbre de aquel otro restaurante que buscábamos...

Nos atendieron muy bien, comimos muy bien y el precio fue excelente. Salimos tan contentos que pensé que  tendría que recordarlo para la siguiente vez o recomendarlo a quien buscara un buen lugar para comer en esa zona de la Rioja Alta, y nada mejor que en este nuevo blog. 

De todos modos señalaré dos defectos que no pienso pasar por alto: uno, en la decoración de la primera de las salas, demasiado pedrusco cara vista en las paredes, ay; y dos, en ambas salas, la presencia de una enorme pantalla de televisión según entras a la izquierda. En la sala del fondo, incluso, un espejo para verla por si te toca estar sentado de espaldas a ella. Ay ay. 


Al marchar de Rodezno conseguimos recordar aquel otro viejo restaurante con nombre de mujer, el MARI VEGA y supimos por internet que aún sigue abierto. Le debemos una visita, y si hay suerte, otro post aquí.



jueves, 3 de abril de 2014

4. BAR MONTANHA. Salardú



Calle Mayor 8, Salardú, tfno: 973644180  web

En una de las primeras veces que fuimos a esquiar a Baqueira a principios de este siglo, estaba yo tan agobiado con la sensación de que todo el Valle de Arán se había convertido en un resort turístico, que al llegar a Salardú y entrar en un bar normal de pueblo con la televisión encendida y con gente de allí, donde sólo podías tomar poco más que unas patatas fritas o unos cacahuetes con cerveza, me pareció una maravilla. Desde entonces ese bar, el Bar Montanha de Salardú es nuestro bar favorito en el valle, y siempre que podemos nos llegamos hasta él para desintoxicar un poco.

En el verano del 2007 llegamos incluso a coger habitación para pernoctar después de la ascensión al Montartó. Como salen todas fotografiadas en la web, creo que fue en la 303. Un poco estrecha la recuerdo, pero como bajábamos de dormir la noche anterior en las literas del Refugio de la Restanca, como si fuera un palacio.

La foto está tomada a finales de julio del 2013, justo después de las terribles riadas que hubo en el valle. Ni que decir tiene que entre los dueños y los parroquianos nos pusieron al corriente de todos los detalles. La televisión seguía encendida, como no.

Pocos bares con televisión saldrán en BRA, pero las razones arriba aludidas, el Montanha será una gloriosa excepción.




miércoles, 2 de abril de 2014

3. LA TASCA DE ANA. Jaca



calle Ramiro I, 3. Tiene mesas pero no se hacen reservas. 

En el pasado agosto lo vimos abarrotado y pasamos de entrar (era verano y hacía calor), pero a comienzos de marzo de este año no valía esa disculpa ...a pesar de que siguiera igual de abarrotado. Había que entrar sí o sí porque es el bar de tapas más famoso de Jaca (sólo hay que ver la cantidad de comentarios que tiene en la Tripadvisor). Y a pesar de las apreturas, no decepcionó, porque el mayor activo de este bar no son las tapas (que supongo que son excelentes / yo no soy ningún gourmet) sino el espectáculo de rapidez, habilidad y simpatía que derrochan los dos camareros que atienden la barra. El mayor (foto de arriba) y el joven (a continuación):


Se movían tanto que era casi imposible hacerles una foto con el móvil sin que salieran borrosos, y como me vio empeñado en ello, el joven me dijo que quería derechos de imagen. Vale, le dije, pero a cambio tú me pones unos "rodolfitos" que es la tapa estrella que pide todo el mundo:


Como estuvimos dos noches en Jaca y no he cenado nunca en un restaurante donde ir sin pensar, al día siguiente repetimos. Igual de apreturas e igual de buen rato (y buen trato). Es una experiencia muy divertida pero mejor para cuando hace frío, ja ja ja. 





martes, 1 de abril de 2014

2. GORBEA. Jaca



Calle Mayor 26, Jaca. Bar de tapas

En el cruce de calles más concurrido de Jaca descubrimos el pasado verano, concretamente el 10 de agosto del 2013, un estupendo bar de tapas (cuyo nombre en principio ignoré), y conseguimos sentarnos en los taburetes exteriores. El servicio actuó rapidísimamente y de tapa en tapa (todas excelentes) acabamos cenando mientras caía la tarde. Un rato delicioso. Hasta pasó por allí una tamborrada con comediantes.


Hemos vuelto el pasado 7 de marzo del 2014, seguían estando fuera  los taburetes y barriles, pero hacía fresquito así que entramos dentro. Volvimos a empezar por una tapa y acabamos cenando. El servicio igual de ágil. Estupendo. En la foto de google earth no están los taburetes pero se aprecia así mejor su discretísima fachada. Enhorabuena también por ella.